Las náuseas y el azúcar

azúcar y náuseas

La relación entre el azúcar y la náusea es compleja. En algunos casos, el azúcar puede causar una reacción, haciendo que se sienta náuseas. En otras situaciones, se puede sentir náuseas y gire al azúcar para resolver su estómago y aliviar las molestias. Además, el azúcar en la sangre puede fluctuar demasiado alto o demasiado bajo, causando también la rectificación o la sensación de náuseas. Y, por supuesto, demasiados alimentos azucarados pueden provocarle náuseas también. Si las náuseas es motivo de preocupación para usted, póngase en contacto con su médico. La intolerancia de azúcar Si carecen de la capacidad de digerir el azúcar simple que se encuentra principalmente en fruta llamada fructosa, que puede tener intolerancia a la fructosa, de acuerdo a la Biblioteca Nacional de Medicina de página web Genetics Home Reference. Los síntomas se desarrollan durante la infancia cuando se introdujo por primera vez las frutas. Además de las náuseas, los síntomas incluyen diarrea, distensión abdominal, dolor abdominal, niveles bajos de azúcar en la sangre y retraso del desarrollo. Si continúa a ingerir fructosa, que puede conducir a daños en los riñones y el hígado, lo que implicaría en convulsiones, coma o muerte. La intolerancia hereditaria a la fructosa afecta a aproximadamente uno de cada 20.000 a 30.000 personas al año en todo el mundo.

Remedio náuseas Si las náuseas se debe a infecciones, lesiones, deshidratación, mareo o migrañas, puede ser capaz de calmar su estómago y prevenir el vómito bebiendo pequeñas cantidades de líquidos claros azucaradas como las gaseosas plana, helados de agua o jugo de manzana. Enfriar líquidos proporcionan parte del efecto relajante, pero el azúcar actúa de manera más eficiente que el agua sola sola a calmar las náuseas, de acuerdo con QuickCare. org.

Azúcar en la sangre La hiperglucemia, o azúcar en la sangre, afecta a los diabéticos los síntomas se manifiestan gradualmente durante días o semanas. Los primeros síntomas incluyen mayor necesidad de orinar, mayor sed, cefalea, fatiga y visión borrosa. Si no se trata, la hiperglucemia progresa para incluir náuseas y vómitos, aliento con olor a fruta, debilidad, confusión, boca seca, dolor abdominal y coma. Si usted está demasiado enfermo para mantener los alimentos hacia abajo o tener una lectura de azúcar en la sangre de más de 240 mg / dl, buscar ayuda médica inmediata.

Baja azúcar en la sangre azúcar en la sangre baja, también conocida como hipoglucemia, afecta a muchos diabéticos, pero también puede afectar a los no diabéticos, así, causando náuseas, fatiga, mareos y dolores de cabeza. De acuerdo con Jefe de Servicios Médicos de la Sociedad Americana del Cáncer Dr. Otis Brawley, los no diabéticos por lo general puede evitar episodios de hipoglucemia por el consumo de hidratos de carbono con frecuencia aperitivos. Los alimentos que contienen azúcar pueden aumentar rápidamente los niveles de azúcar en la sangre. Muy a menudo, bajo nivel de azúcar en la sangre es el resultado de un tratamiento diabético demasiado estricta que puede ser corregida por la medicación o la dieta.

comer en exceso Las náuseas pueden ser el resultado de llenar demasiado el estómago con cualquier tipo de comida, pero los dulces azucarados sacar agua en su sistema digestivo, lo que hace que su estómago se sienta molesto, de acuerdo con la dietista Joanne Larsen. Comer porciones más pequeñas de alimentos azucarados generalmente resuelve el problema de náuseas. Si no es así, discutir la situación con su médico.