Queso no causar hinchazón?

queso no causar hinchazón?

Comer queso puede provocar malestar estomacal, mala digestión, gases o, en algunos casos, distensión abdominal. El queso contiene lactosa, un azúcar natural que se encuentra en los productos lácteos, que puede ser difícil para algunas personas para digerir, lo que puede causar hinchazón. Hinchazón también puede ocurrir después de comer queso, si usted tiene el síndrome del intestino irritable. Mientras que la hinchazón no es un síntoma, comer queso también puede afectar a las personas con alergia a la leche. Intolerancia a la lactosa Resultados de la intolerancia a la lactosa cuando el cuerpo produce lactasa insuficiente, una enzima, para digerir la lactosa, o cuando el cuerpo tiene una absorción de lactosa problema. En ambos casos, esto conduce a la lactosa no digerida, que puede causar dolores, diarrea, gases y la hinchazón. Un examen físico por un médico, las pruebas de hinchazón abdominal, así como la ternura y el dolor, se requiere para diagnosticar la intolerancia a la lactosa. Si usted es intolerante a la lactosa, trate de consumir sustitutos de queso no lácteos o comer sólo los quesos duros, como el parmesano, queso cheddar o suizo, ya que contienen poca lactosa.

Síndrome del intestino irritable síndrome del intestino irritable conduce al estreñimiento, diarrea, gases, dolor y cansancio, y la hinchazón. Los alimentos altos en grasa como el queso pueden exacerbar los síntomas del SII. Mientras que el SII puede ser consecuencia de una enfermedad, sino que también es a menudo una condición crónica, evitando así regularmente quesos altos en grasa es importante para evitar los síntomas. Si debe incluir el queso en su dieta, buscar alternativas bajas en grasa, preferiblemente los que han sido fermentados o cultivadas, como los quesos de yogur o queso cottage. quesos cultivadas irritan el intestino menor y el menor contenido de grasa es menos propensos a desencadenar los síntomas del SII como la hinchazón.

alergia a la leche alergias a la leche, particularmente a la leche de vaca, es más común en bebés y niños pequeños, aunque también puede afectar a los adultos. Los síntomas de una alergia puede ser de leve a grave, que se manifiesta como urticaria, o en casos extremos, shock anafiláctico. Se necesita un análisis de sangre para diagnosticar la enfermedad, y aunque la mayoría de los niños superan la alergia a la leche, en algunos casos persiste en la edad adulta. A diferencia con la intolerancia a la lactosa, una alergia a la leche es causada por una reacción exagerada del sistema inmune a la leche, en lugar de una incapacidad para digerir un azúcar natural. Hinchazón no suele ser un síntoma de una alergia a la leche. Si usted cree que tiene una alergia a la leche, obtener una prueba de alergia y evitar el queso y otros productos lácteos hasta que se confirme el diagnóstico.

Otras causas potenciales Mientras que el queso puede ser difícil para muchas personas de digerir, buscar otras causas de la hinchazón en su dieta que no sea sólo el queso. En algunos casos, otras intolerancias alimentarias o desencadenantes del IBS pueden causar hinchazón, así que el queso no puede ser el principal culpable. Para estar seguro, el queso eliminar de su dieta regular para ver si la situación mejora. Si no es así, compruebe que no tiene otras intolerancias a los alimentos y que su dieta es alta en fibra dietética. Una dieta alta en fibra dietética puede reducir los síntomas del SII y ralentizar el paso de alimentos a través de su sistema digestivo, dando a su cuerpo más tiempo para descomponer los alimentos para una mejor absorción.